jueves, 6 de agosto de 2009

La vía del tarot, de Alejandro Jodorowsky

Jodorowsky es un personaje que me encanta; como escritor y como personalidad. Sería capaz de venderle hielo a un esquimal.
¿Qué decir de un judio hijo de rusos exiliados, chileno exiliado, que se va a Francia y vive de los fracneses como guionista de Comic? Tiene que ser un genio.
Y además, en su curriculum hizo pareja artística con Moebius, ademásd e teatral con Arrabal y Topor.
Un lujo, ¿no?
Alejandro Jodorowsky escribió con su mujer, Marianne Costa, este libro para descifrar el Tarot, "LA vía del tarot", que el escritor interpreta desde hace más 50 años y que define como un libro en forma de cartas, el más importante de la cultura occidental. Tanto que, dice, debería estudiarse en las universidades.
He visto echar las cartas aAlejandro y aunque no diga nada la gente sale fascinada.
Siruela publicó 'La vía del Tarot' junto con 'Yo, el Tarot', una colección de poemas sobre los 22 arcanos mayores.
Sus lecturas del tarot son un "instrumento terapéutico", o un acto de psicomagia, según cada uno lo entienda. Jodorowsky lee el Tarot gratis a quien se lo pide todos los miércoles en un café de París, desde hace más 30 años. Pero no adivina el futuro, sino que muestra las "zonas erroneas" de su interlocutor.
Jodorowsky cree que el Tarot ayuda a desarrollar la conciencia y a vivir y comprenderse mejor, es un apoyo al autoconocimiento psicológico. Así pues, es una obra para leer con un cierto distanciamiento, divertida, interesante, y que se puede leer con placer, incluso para quienes no tenemos ideas metafísicas y no creemos en nada que no sea racional. Y es bonito.

2 comentarios:

Acuarius dijo...

tu también
pareces interesante
y bonita
como la obra
de Jodorowsky :)

Jackeline dijo...

Hola estimado blogger
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiexanky@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie