martes, 5 de agosto de 2008

Catalina del demonio, de Francisco Nieva

Catalina del demonio es una obra teatral divertida y transgresora, casi una ironía sobre las obras de época, en la que Nieva juega con el sainete y la comedia de costumbres: aparece el típico estudiantón veterano, la frescura y la gracia canalla de los jóvenes estudiantes, la presencia de Catalina, amante tan ingenua como canalla; el envaramiento distante de la aristocrática Dolores. El contrapunto lo pone Gorro, el amado, el silencioso, el que a todos seduce con su propio misterio.
Francisco Nieva distorsiona (o caricaturiza) con maestría la atmósfera de obras como El árbol de la ciencia de Baroja, o El hermano Juan de Miguel de Unamuno. De una toma el ambiente estudiantil de la Facultad de Medicina de la calle de Atocha de Madrid; de otra, el personaje del hermano Juan. Destaca de esta obra que es su última obra original, según afirmó el propio Francisco Nieva, antes de publicar sus obras completas y afirmar que no publicaría ninguna novedad más. Muy aconsejable y espero que pronto se lleve a escena.