jueves, 27 de marzo de 2008

Fabulosas narraciones por historias, de Antonio Orejudo

Fabulosas narraciones por historias, de Antonio Orejudo, es un de mis libros preferidos de la literatura española de los diez últimos años. El protagonismo corresponde a la Residencia de Estudiantes, a principios de los años 20, en la que tres muchachos inician una estrecha amistad: Patricio, sobrino de José María Pereda, que sueña con ver publicada su novela realista; Martiniano, sobrino de Azorín, azotado por el resentimiento contra la intelectualidad, y Santos, de origen rural, aficionado a la literatura pornográfica de La Pasión y al arrebatador erotismo de las mujeres maduras. El espíritu contestatario de los tres jóvenes pone en peligro el proyecto de La Residencia: crear una nueva generación literaria (la del 27), dirigir su difusión y controlar los beneficios editoriales derivados de todo ello. El barón Leo Babenberg, que financia el proyecto a la sombra de Ortega y Gasset, practicará sus excelencias manipuladoras con los tres amigos para neutralizar toda resistencia. Orejudo destroza la Residencia , a la Generación del 27 y sobre todo al soso de García Lorca, al que retrata como un niñato deseoso de leer sus poesías a cualquiera.